miércoles, 5 de febrero de 2014

Reseña de Memorias de un Amigo Imaginario




Querido lector:
La novela que tienes en tus manos es especial, como Max.
La novela que tienes en tus manos es única, como Max.
La novela que tienes en tus manos es valiente, como Max.
Max solo tiene 8 años y no es como los demás niños. Él vive para adentro y cuanto menos le molesten, mucho mejor. No le gustan los cambios, las sorpresas, los ruidos, que lo toquen y que le hagan hablar por hablar. Si alguien le preguntara cuándo es más feliz, seguro que diría que jugando con sus legos planeando batallas entre ejércitos enemigos. Max no tiene amigos, porque nadie lo entiende y todos, hasta los profesores y sus propios padres, quieren que sea de otra manera. Solo me tiene a mí, que soy su amigo desde hace cinco años. Ahora sé que Max corre peligro y solo yo lo puedo ayudar. El problema es que Max es el único que puede verme y oír. Tengo mucho miedo por él, pero sobre todo por mí. Los padres de Max dicen que soy un «amigo imaginario». Espero que a estas alturas tengas claro que no soy imaginario.




Al inicio del libro la pregunta sobre si Budo es o no imaginario te mantiene pegado a la lectura, es un libro que disfrute, la historia es original e interesante, desde el inicio sabes que no será otra novela cliché.
Comenzando por Budo el amigo imaginario de Max a quien amé, no pude evitar encariñarme con el personaje y sentir su desesperación   ya que al igual que el lector, Budo no puede hacer mucho para ayudar a Max.

Algo que me gustó mucho fue que el problema de Budo es uno que afecta a las personas en algún momento de su vida y me pareció interesante la forma de tratarlo en la historia.



Y que decir sobre los personajes secundarios como la señora Gosk, la señora Patterson  y los demás amigos imaginarios de Budo, que forman parte esencial de la novela y no están de más.
Sin embargo un punto flojo es que el problema central tarda en aparecer pero aun así, gracias a un final interesante se perdona.
 En fin Memorias de un amigo imaginario es una novela interesante, creativa y emotiva que al final te dejara con un nudo en la garganta.

Calificación: 9/10
Esta reseña es una opinión personal



Análisis de Orgullo y Prejuicio

¿Qué aspectos estéticos se pueden apreciar en Orgullo y prejuicio?

A continuación analizaremos la película Orgullo y prejuicio basándonos en:

1.       Datos generales de la película
2.       Planos utilizados
-¿Qué se quiere expresar?
3.       Colores como énfasis.
4.       Composiciones.
5.       Iluminación.

Orgullo y Prejuicio es una película del año 2005 basada en la novela homónima de Jane Austen, producida por Working Title Films y dirigida por Joe Wright, narra la historia de amor entre Elizzabeth Bennet y Mr. Darcy.
Nominada a varios premios importantes Orgullo y prejuicio es una película rica en elementos visuales, lo podemos apreciar en los encuadres utilizados, composiciones, colores e iluminación utilizada.


Planos


La mayoría de los planos eran generales, estos ayudaban a introducirte en la época y apreciar el lugar donde se desarrolla la historia, el personaje quedaba rezagado en alguna esquina para dar lugar al paisaje. Cuenta con planos secuencias muy interesantes, uno de los mejores es el que se realiza en la escena donde te presentan la situación que se vive en el baile.

Otra de las escenas donde no se necesitan palabras para expresar el estado de animo de Elizabeth, es la escena donde ella está en un columpio mientras te muestran cómo pasa el tiempo, aquí utilizan una panorámica.

También se pueden apreciar Medium shots y Close up en las escenas donde las emociones son importantes y se quiere resaltar la expresión del personaje.




Colores


En Orgullo y prejuicio podemos ver colores vividos, claros y cálidos en las escenas donde la felicidad está presente. En las escenas donde hay melancolía vemos colores fríos. Por ejemplo: la escena donde  Mr. Darcy se declara y la escena final del rencuentro de los dos amantes.
 Algo interesante es que al finalizar la escena del rencuentro los colores cambian de fríos a  cálidos, pues representan los sentimientos de los personajes que al llegar con dudas terminan felices al ser correspondidos.





Composiciones

Lo mejor de esta película definitivamente son las composiciones, estas cuentan con tanto detalle que dan a la imagen realismo y una belleza increíble. Cargadas de tantos detalles y muy bien cuidadas, cada aspecto concuerda con la época en la que se cuenta la historia.
Su balance es simétrico en cada composición y la gradación también aparece en varias ocasiones.
El Ritmo se aprecia cuando los personajes están en la casa de lady Catherine, por la forma en que están acomodados los sirvientes.
Las composiciones por lo general son cuadradas, en diagonal, lineales y triangulares.




Iluminación
Cada escena cuanta con una iluminación cálida. Ayuda en las escenas de noche como en los baile a apreciar todos los detalles.

Orgullo y prejuicio gracias a sus buenas composiciones llenas de  detalles, planos  generales que muestran paisajes espectaculares y colores cálidos, llega a ser una maravilla visual para cualquiera, pues ayuda al espectador a sentir lo que le pasa al personaje. Llena de colores y con un cuidado muy bueno de la estética, cada escena corresponde con los sentimientos de los personajes y te hace adentrarte en esa época.